CIUDAD DE MÉXICO, 16 de febrero de 2016.- Durante su trayecto hacia el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México, en donde abordará el avión que lo trasladará a Morelia, Michoacán, el Pontífice recibe el saludo de los fieles que se han apostado en las aceras para verlo y recibir su bendición, refiere Notimex.

A su paso por la avenida de los Insurgentes, los fieles se muestran jubilosos por ver de cerca al jerarca de la Iglesia Católica, a pasar de que viaje en un auto compacto, los fieles le externan muestras de cariño.

Con la ventana abierta del automóvil, Francisco extiende su mano para saludar y bendecir a quienes están en las aceras, muchos otros tratan de captar una foto con su teléfono celular.

Más información en Quadratín México.