CIUDAD DE MÉXICO, 13 de febrero de 2016.- El Papa Francisco saludó y bendijo a cientos de personas durante su recorrido a la Nunciatura apostólica, tras la misa que ofició en la Basílica de Guadalupe y con la cual concluyeron sus actividades de este sábado.

 

El Sumo Pontífice se trasladó en un papamóvil cerrado desde el cual extendió la mano para saludar a la gente que lo esperó en las vallas a lo largo de la ruta de regreso al lugar donde pernoctará.

 

El automóvil Fiat pasó por el Eje 8 Sur, donde cientos de creyentes le expresaron su cariño y agradecimiento por la visita pastoral en la Ciudad de México, la primera de cinco entidades que lo recibirán hasta el próximo 17 de febrero. Jorge Mario Bergoglio siguió atento las muestras de afecto en su trayecto.

 

Al llegar a la Nunciatura, el Pontífice argentino bendijo a los presentes y se despidió con la mano de las decenas de personas reunidas.