MORELIA, Mich., 29 de abril de 2013.- El delegado de la Sagarpa en Michoacán, Antonio Guzmán Castañeda, reconoció que las acciones violentas que se han registrado en los últimos días en Tierra Caliente, limitan y mitigan los esfuerzos que se realizan para la inversión y la instalación de nuevos empaques a favor del sector agropecuario de la entidad.En entrevista, el funcionario federal, señaló que es un tema que preocupa, ya que en la dependencia a su cargo hay esfuerzos por mejorar los sistemas para la exploración de nuevos mercados en el mundo, en beneficio de la producción frutícola y ganadera del estado.Guzmán Castañeda, descartó que sea competencia de la Sagarpa atender asuntos relacionados con la inseguridad, sin embargo informó que en base a sus atribuciones se busca garantizar la calidad de los productos michoacanos, mediante el combate a los problemas fitosanitarios y zoosanitarios “que no conocen de conflictos sociales para hacerse presentes y generar problemas”.“En ese sentido hemos estado platicando con empacadores y productores para que los temas de comercialización puedan atenderse” argumentó el funcionario federal.Finalmente, agregó que en reunión con el sector aguacatero de otras entidades, solicitó una reunión coordinada con productores y delegados federales a fin de homologar las reglas fitosanitarias y aumentar los niveles de competitividad de este fruto a nivel mundial.