MORELIA, Mich., 2 de marzo de 2012.- Son infundadas las peticiones del Partido Verde Ecologista de México de reubicar a Canadá a la hembra de oso polar que habita el zoológico Benito Juárez aseveró el director del parque Cuauhtémoc García Hermenegildo, quien no descartó que existan intereses políticos detrás de los cuestionamientos de los ecologistas.El titular de la institución sostuvo que Mariana Boy Tamborrell, secretaria de Ecología y Medio Ambiente del Partido Verde, se equivocó al señalar que la osa Yapik vive en un clima tropical ya que el ambiente de Morelia es templado, porque se ubica a más de 1800 metros sobre el nivel del mar, por lo tanto no existen riesgos de altas temperaturas que pudieran afectar al mamífero.Igualmente, García Hermenegildo indicó que trasladar a Yapik a Canadá sería más contraproducente para el ejemplar de 18 años de edad ya que está habituado al clima templado, debido a que desde que tenía tres meses de nacida habita su albergue en el parque.Una semana después de las declaraciones de la secretaria del medio ambiente del Partido Verde, los directivos del zoológico de Morelia en una conferencia de prensa, organizada a un costado del albergue del oso polar, fijaron su postura en torno a las afirmaciones de Mariana Boy.En ese sentido, García Hermenegildo destacó que son imprecisas las acusaciones en torno al inadecuado manejo de exhibición del animal, señaló que para determinar los tiempos que permanece en exposición a los visitantes se aplican protocolos especiales que estipulan el trato y cuidados que se deben tener para esta especie cuando vive en cautiverio.Además, al menos dos veces por semana se ejercita a la osa con actividades especiales como la introducción al estanque de presas vivas que son cazadas por Yapik o se colocan bloques de hielo que contienen pescados y olores que atraen a la hembra, dinámicas que ayudan a reducir el estrés que provoca el cautiverio.Sin embargo, el director del parque reconoció que el albergue carece de un área blanda donde Yapik pueda acostarse o caminar, pero esta deficiencia, dijo, será corregida en los próximos meses con la rehabilitación que se realizará al espacio que habita la osa, el cual además de contar con un arenero dispondrá de una cascada en la que se podrá refrescar.La nueva infraestructura contempla un enlonado especial que ayudará a reducir hasta 6 grados centígrados la temperatura en la zona de exhibición del albergue sobre todo en la etapa más cálida del año.El costo de la remodelación oscilará entre 1.5 y 2 millones de pesos para lo cual se recurrirá al apoyo de patrocinadores y un programa de captación de recursos en el que participará la academia y la iniciativa privada. Será una empresa México Chilena, especialista en el desarrollo de bio espacios la encargada del diseño y ejecución de la obra.