CIUDAD DE MÉXICO, 17 de febrero de 2016.- La cantante Belinda acudió al aeropuerto de Morelia, Michoacán a despedir al Papa Francisco, pero su presencia incomodó al  Pontífice ya que ‘violó’ las reglas de la logística de ese acto, según publica la revista Tv y Notas.

La cantante llamó la atención del Sumo Pontífice ya que se encontraba en un área designada especialmente para personas enfermas o con alguna discapacidad.

Durante la transmisión televisiva, la periodista Valentina Alazraki, fue quién se percató del incidente “algo molestó al Santo Padre, parece que vio a una persona ocupando un lugar que no debería (en la pantalla la cantante le sostenía la mano al Papa)”.

Leer más aquí