MORELIA, Mich., 25 de marzo de 2015.- El director de Orientación Legal, Quejas y Seguimiento de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), Lorenzo Corro Díaz, informó que actualmente son 80 los indígenas que están siendo procesados penalmente en Michoacán y, ante este número, subrayó que existen únicamente 10 traductores certificados para dar seguimiento a un proceso legal.

Por lo que Lorenzo Corro, lamentó es escaso número de traductores e hizo énfasis en que el Nuevo Sistema de Justicia Penal, debería considerar la erradicación del modelo de certificación, por ser este una limitante para que los connacionales indígenas cuenten con una defensa digna al ser sometidos a un juicio.

Explicó que por derecho, cualquier persona con conocimiento en Materia de Derecho y capaz de entender a la perfección la lengua indígena en un proceso jurídico, debería contar con la posibilidad de actuar como defensa.

Sobre este sentido, se cuestionó su parecer ante el diplomado de traducción indígena que la Secretaría de Pueblos Indígenas en coordinación con la UMSNH implementará en los programas académicos de la Facultad de Derecho, a lo que contestó que la solución no debe conducirse por la vía de la certificación.

Asimismo, subrayó que dicha dependencia estatal ha actuado con omisión en varios de los casos que se le han presentado y añadió también que no existe un compromiso para vincular a los solicitantes a la dependencia gubernamental adecuada en las diferentes quejas que se le presentan.

Ante esta problemática, argumentó que en lo que en 2014 la CEDH ha atendido cerca de mil quejas  de indígenas a través de foros de orientación y diversos programas de capacitación para los connacionales que se ven vulnerados por no manejar al cien por ciento el español y no saber leer.