MORELIA, Mich., 27 de febrero de 2015.- Tras aplaudir la captura de Servando Gómez Martínez, La Tuta, el párroco de Apatzingán, Gregorio López, recriminó a las autoridades que aún faltan muchos integrantes del grupo criminal de Los Caballeros Templarios que faltan por aprehender y que operan de manera impune en Morelia y Querétaro, según dijo.

Entrevistado vía telefónica, luego de la detención del capo michoacano, el también conocido como Padre Goyo agregó además que persiste la impunidad también en la Tierra Caliente ya que el grupo conocido como Los Viagra sigue amedrentando a la gente.

“Aplaudimos al gobierno federal la detención, hoy pueden dormir tranquilas las autoridades, pero no así el pueblo, todavía hay muchos delincuentes sueltos y que son precisamente lugartenientes de La Tuta”, dijo.

Aseguró que existen personajes como “El Gallito y otro hombre de apellido Díaz, quienes en Morelia continúan con sus actividades ilícitas y nadie ha hecho algo por detenerlos”.

De igual manera, el sacerdote dijo que en Apatzingán, por ejemplo,  “existen 200 tortillerías a los que se les cobra cuota por operar y que prácticamente son propiedad de La Tuta”.

Asimismo, se aventuró a señalar que Enrique “El Kike” Plancarte, cuyo abatimiento reportaron las autoridades federales en el estado de Querétaro, “sigue vivo y tiene control en la Tierra Caliente”.