MORELIA, Mich., 16 de mayo de 2016.- Las recientes reformas estructurales, sobre todo la de Telecomunicaciones, impulsadas por el Presidente Peña Nieto, se enlazan con las propuestas de la Cuarta Revolución Industrial: la era de la digitalización, la robótica y una tecnología que exigen para su desarrollo una infraestructura moderna con un enfoque logístico orientado a impulsar la competitividad nacional aumentando con ello la productividad, el bienestar y la calidad de vida de los mexicanos.

Así lo refirió Romeo Flores Caballero, al relatar en el auditorio del Centro Nacional SCOP, la “Historia y Trascendencia de la SCT”, con motivo del 125 aniversario de la creación de la dependencia, según e informa en un comunicado.

Argumentó que con la misma visión, la SCT construye las bases para transitar al futuro de las comunicaciones con trenes de alta velocidad, súper carreteras, ejes transversales para conectar el Golfo con el Pacífico, construcción de puertos de altura con estándares mundiales y el aeropuerto más grande y funcional del continente americano que tendrá capacidad para atender a 120 millones de pasajeros y realizar más de un millón de operaciones anuales.

El doctor en Historia de América aseveró que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) es grande, emblemática, símbolo de la prosperidad histórica de México; una Secretaría que en 125 años de existencia, ha enfrentado los distintos retos que han significado la modernización del país.

Ante trabajadores de la SCT, Flores Caballero mencionó que a través del tiempo la Secretaría ha sido una punta de lanza para que México transite con éxito por las cuatro revoluciones industriales.

Dijo que entre 1867 y 1911 se construyeron 17 mil kilómetros importantes de vías de tren, que permitieron enlazar el norte y los puertos para transportar y abastecer de materia prima al mercado nacional y a la naciente industria de los Estados Unidos.

Contó que en 1957 la tecnología rusa sorprendió al mundo al colocar el primer satélite artificial en órbita y, posteriormente, en 1961 el primer cosmonauta en el espacio. Estos hechos cambiarían el sentido de las comunicaciones, y México a través de la SCT respondió en 1962 al crear la Comisión del Espacio Exterior.

La comunicación satelital y la estación terrena de Tulancingo, en su momento la más grande del planeta, hicieron posible por primera vez en la historia la transmisión a color de los Juegos Olímpicos de México de 1968.

La tercera revolución industrial llegó en la década de los setentas, había pasado del vapor al motor de combustión interna, entrar ahora a la era de la comunicación digital, la microelectrónica, la energía renovable, la informática y la biotecnología, relato Flores Caballero.

Otros hechos destacados fueron que entre 1867 y 1876, el Presidente Benito Juárez inauguró las líneas telegráficas del Supremo Gobierno y el Ferrocarril México-Puebla. En el 1878 se hizo el primer enlace telefónico entre la Capital del país y Tlalpan y siete meses después entre el Castillo de Chapultepec y el Palacio Nacional.