MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.- Para comenzar la ambientación en la zona de las vallas instaladas en las inmediaciones del Centro Histórico, personas comienzan la entrega de banderas alusivas al Vaticano y pulseras con cascabeles.

Dichas pulseras fueron decoradas por los internos del Centro de Readaptación Social (Cereso) David Franco Rodríguez, y fue una manera de participar pese a no estar presentes físicamente.

Este detalle lo hará patente el edil Alfonso Martínez a Su Santidad al entregar las llaves de la ciudad junto con tres tarjetas.

Con ello, pretenden que comiencen a alegrar la presencia de los cientos de ciudadanos que desde primera hora se colocaron en las vallas alrededor de la Catedral moreliana.

Esto se suma a la fiesta que ya algunos grupos mantienen lanzando incesantes a favor del Papa Francisco ondeando las banderas blanco y amarillo de diferentes tamaños.

Porras, expectativas, alegría y júbilo enmarcan las horas previas a la llegada del Santo Padre.