MORELIA, Mich., 18 de agosto del 2015.- A casi cuatro meses de iniciarse las obras de repavimentación sobre la calzada Juárez, a la altura de la colonia Felicitas del Río;  vecinos y locatarios de la zona, aseguran que dichas obras han tardado más del plazo fijo de tres meses que les había estipulado, generando pérdidas en negocios e incomodidad a los vecinos que diariamente viven escombros, arena y grava afuera de sus casas.

“Nos ha afectado mucho, se ha ido la gente y no tenemos clientela; luego no hay luz en la noche los carros les cuesta mucho trabajo pasar, yo tengo una pequeña lavandería y si me he visto afectada hay días donde no hay nada, además de que la obra ha tardado mucho en estar” expresó Magdalena Gutiérrez.

“Definitivamente estas obras nos afectan en los comercios de la zona, sobre todo a mí que tengo una unidad médica de rodilla, mis pacientes usan muletas o sillas de ruedas y por eso se les dificulta bastante poder ingresar al lugar, ya sea por la calle y el estacionamiento, estimo que he tenido pérdidas del  70 u 80 por ciento” denunció el médico Edgar Zetina.

En un recorrido realizado por Quadratín, se pudo constatar del lento avance en las obras de pavimentación dentro del tramo de la Calza Juárez que comprende de las inmediaciones de la Secundaria Técnica número tres hasta las afueras de una tienda de autoservicio, donde los vecinos y locatarios caminan entre la grava, cemento y polvo que se deprenden de la obra.

En este sentido los entrevistados señalaron su descontento y desesperación por la lentitud de las obras, mismas que han causado estragos en sus negocios y en los accesos a casas, situación que aseguran no tiene fecha pronta para la conclusión de los trabajos viales.

“Es muy incómodo para estacionarse, para caminar es una situación muy incómoda de hecho  ya se tardaron bastante, de hecho hasta escucho que entre los mismos trabajadores se pelean por las materiales y cuando sacaron los escombros de la banqueta no podíamos ni pasar, además no soy experta pero la obra está hecha por tramos y luego no le hacen nada más” lamentó Cinthia Campos.

Sumado a esta problemática, la empresa encargada que tenía la licitación de esta obra es Rymsa, que enfrenta una demanda por parte del Ayuntamiento, debido a que durante la primera etapa de pavimentación en los carriles centrales, estos se llenaron de grietas debido a la mala aplicación del cemento especial para el paso vehicular.

La semana pasada el alcalde de Morelia, Salvador Abud Mirabent, en entrevista mencionó que la demanda a esta empresa constructora había iniciado y reclamaban una cantidad de 10 millones de pesos o la reparación del daño, mientras los locatarios y vecinos de las zonas aún en construcción viven a la incertidumbre sobre la conclusión de los trabajos de repavimentación.