MORELIA, Mich., 14 de febrero de 2016.-“En estos últimos días el precio de la tortilla se ha incrementado, hasta 16 pesos el kilo, pero no existen razones para este incremento excesivo ya que somos autosuficientes en maíz blanco. Por ello presente una denuncia ante la PROFECO, pues el precio debe oscilar entre 10 y 12 pesos, incluso más bajo”, consideró Manuel Cota Jiménez, presidente de la Confederación Nacional Campesina y de la Comisión de Agricultura y Ganadería en el Senado de la República.

De acuerdo a información de un comunicado, a su vez, Germán Escobar, también cenecista y presidente de la Comisión de Agricultura y Distritos de Riego en la Cámara de Diputados, sostuvo que la tortilla no tiene por qué subir de precio. “En este momento el maíz conserva su cotización. En el caso de la referencia de Chicago, el grano está muy barato allá todavía, en 148 dólares la tonelada. Aquí nos sale en 2,800 pesos o tres mil pesos en algunas zonas. La tortilla no tiene por qué encarecerse, al contrario, debe bajar y abaratarse”.

Tanto Manuel Cota Jiménez, senador por Nayarit; y Germán Escobar, diputado por Sinaloa, aseguraron que todo esto es especulación y que habrá que investigar por parte de la Secretaría de Economía, que es la que tiene qué hacerlo.

Los legisladores de la CNC recordaron que los productores de tortilla compraron hace tres años hasta en cinco mil pesos la tonelada de maíz y la subieron a 15 pesos el kilogramo, mientras que ahora los tortilleros la están comprando más barato y no tienen por qué subir el alimento con la tonelada del grano a 3,500 pesos.

“Nosotros, dijo Germán Escobar, como productores informamos que el maíz que se produce en Sinaloa, principal estado productor en México, va a tener un precio similar al del año pasado. Habrá una pequeña diferencia, estamos porque se establezca a 3,500 pesos la tonelada”.

De acuerdo con México Produce, sin importar la clase social a que se pertenezca, la tortilla se consume a diario por el 94 por ciento de los mexicanos. Su origen es tan antiguo como la historia del maíz. Según cifras de la Organización Mundial de la Alimentación, el volumen de producción y de consumo en México es cercano a los 22 millones de toneladas al año.

En nuestro país es muy común encontrar tortillerías en casi cualquier lugar. Pero también hay muchas regiones en las que todavía se siguen vendiendo s hechas a mano. Con ellas se preparan una infinidad de platillos como tacos, flautas, quesadillas, enchiladas, chilaquiles, totopos, chimichangas, entomatadas, enfrijoladas, tostadas, papatzules, sopa de tortilla, chalupas, burritos, sincronizadas, entre otros.

Reportes  de la semana que pasó por parte del  Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM) de la Secretaría de Economía, señaló que en Hermosillo, Sonora, el kilo de tortilla se vendió hasta en 19 pesos, pero hay lugares en la República en que se ha detectado su venta superior a los 20 pesos el kilogramo.

Para el senador y líder de la CNC, Manuel Cota Jiménez, es “lamentable” lo que sucede, cuando no existe ningún fundamento para ese hecho. En el ciclo agrícola 2014-2015 a los campesinos les pagaron menos de 3 mil pesos la tonelada de maíz y están comercializando la tortilla muy cara, cuando es indudablemente que parte de los insumos, en el caso de los insumos, han venido bajando de precio. Desde las gasolinas, el diésel, la luz y algunos otros elementos para la transformación del maíz.

Lo que no se vale es especular, a costa de quienes con tanto esfuerzo siembran la tierra, venden su producto o se lo compran muy barato y quien transforma el grano o los intermediarios hagan un abuso de los que al final es un elemento básico para los mexicanos, acusó el senador nayarita.