MORELIA, Mich., 19 de febrero de 2016.- La delegada en Michoacán del Instituto Nacional de Migración (INM), Elsa Eliuth Gurrola Ibarrola, señaló en entrevista a Quadratín que referente a niños extranjeros que tratan de llegar a Estados Unidos,en lo que va del año han tenido seis no acompañados, y durante el año 2015 tuvieron 28  acompañados y 36 no acompañados.

 

La delegada indicó que todos fueron centroamericanos, pero sobresalieron los de origen guatemalteco. Explicó que detectaron que los niños más pequeños por lo general venían acompañados, mientras que los no acompañados eran más grandes, sus edades iban de los 12 a los 17 años.

 

La funcionaria federal informó que desde septiembre de 2015, gestionaron un convenio con el DIF, en el cual el instituto que ella dirige acompaña a los menores extranjeros no documentados que viajan solos, y éstos se quedan en el DIF en lo que realizan su procedimiento de retorno asistido o solicitan el refugio en el país, “ahí tienen revisiones médicas y psicológicas”.

 

Gurrola Ibarrola explicó que el INM tiene personal capacitado, al que llama OPI (Oficial de Protección a la Infancia). Estos oficiales han tomado instrucción especial para poder atender a los niños; han tenido cursos con instancias que tienen que ver con el trato sensibilizado de refugiados, “los OPI’s pueden incluso frenar un procedimiento si el menor tuviera algún asunto que fuera en contra de sus intereses” señaló la delegada.

 

La funcionaria aseveró que de los casos que tuvo conocimiento en su delegación, la totalidad de los niños tuvieron un retorno asistido, “nosotros no podemos impedirles que traten de cruzar otra vez, los traficantes de personas desafortunadamente les venden paquetes para que intenten cruzar dos o tres veces y ponen su vida en riesgo” Recordó un caso en Tijuana, donde fueron rescatados varios menores salvadoreños que estaban siendo explotados sexualmente antes de ser cruzados a los Estados Unidos.

 

Finalmente Gurrola Ibarrola señaló que suele suceder que ellos no saben a lo que se arriesgan, no todo es de índole sexual, también podría ser obligados a trabajos forzados o desaparecer.