MORELIA, Mich., 17 de febrero de 2016.- Tras la visita del papa Francisco en la capital michoacana, trabajadores del ayuntamiento de Morelia levantaron las vallas metálicas colocadas para contener a los asistentes que acudieron a observar al Sumo Pontífice a lo largo de su recorrido por la ciudad.

Fue la noche del martes, luego del encuentro del jerarca católico con niños y enfermos en el Centro Histórico, que varios tráileres arribaron al primer cuadro de la ciudad para desmontar las vallas que se empezaron colocaron dos días antes del arribo del Papa a Morelia.

Así es como la mañana de este miércoles, el primer cuadro de la ciudad amaneció despejado, por lo que los automovilistas ya transitan con normalidad, pues los cierres viales culminaron con la despedida del Sumo Pontífice.

Es de recordar que la ruta por la que pasaría el papa Francisco para llevar a cabo los tres eventos que tenía programados en Morelia, fueron cerradas varias vialidades desde las primeras horas del martes, sin embargo estas fueron liberadas conforme avanzaba en su recorrido.