ZITÁCUARO, Mich., 17 de junio de 2013.- La inconformidad ciudadana con el desempeño de las autoridades municipales locales está creciendo y puede alcanzar niveles delicados, preocupantes a finales de este año.

“A mediados de 2013 ya tenemos la misma cifra de demandas de todo 2012 y éstas pueden duplicarse en unos días más si no son atendidas más de 40 peticiones de refrendo de permisos municipales por parte de la Tesorería”.

Luz María Reyes Archundia, titular de defensoría regional del Tribunal de Justicia Administrativa (TJA) en la región oriente de Michoacán, es quien formula los señalamientos anteriores y adelanta que buscará una reunión con el presidente Juan Carlos Campos Ponce para que se atienda rápida y expeditamente esta problemática.

En una conversación de casi media hora en las oficinas del TSJ en la zona centro de esta cabecera municipal, Reyes Archundia desglosa que, hasta finales de mayo, los entes públicos municipales que más quejas concentraron fueron Sapaz, la Dirección de Obras Públicas y Rentas estatal.

Agrega que en el primer caso hay demandas por la suspensión del suministro de agua. “Son más de 20 casos,  la dirección de dicho organismo no se ha sensibilizado a la inconformidad, de nada han servido reuniones y peticiones que hemos tenido y formulado”.

La defensora consigna luego que otra dependencia que aún no atiende la inconformidad es la Dirección de Obras Públicas.

“En este caso los señalamientos hacia el desenvolvimiento de la autoridad municipal es por deslindes, permisos, autorizaciones”.

Reyes Archundia sostiene que no debe subestimarse el caso de los refrendos de permisos de licencias municipales.

“Son más de 40 comerciantes los que ya acudieron a esta instancia. Están inconformes por lo que consideran un cobro no previsto por las leyes en la materia. Es necesario atender dicho reclamo, de lo contrario tendremos una cifra alta de demandas en unos días más”.

La titular de defensoría regional del TJA en la región oriente del estado califica de alarmante este caso, debido a que el comercio es una de las actividades principales en este municipio.

“En este momento tenemos 46 juicios en proceso, si las inconformidades de los comerciantes escalan al nivel de demanda, la cifra será superior a las 90. Será un trabajo arduo para TJA, las autoridades involucradas y los ciudadanos atender estos asuntos”.

Reyes  Archundia sostiene luego que el TJA busca siempre la conciliación y que otras 60 solicitudes de asesoría en la región oriente concluyeron en convenios en dicha vía.

Maravatío, Aporo y Senguio son otros municipios en que se han registrado demandas contra las autoridades locales.