MORELIA, Mich., 16 de octubre de 2013.- El Instituto Mexicano del Seguro Social, informó que en la lucha contra el padecimiento de cáncer de mama, la institución realiza un total de cinco mil mastografías al año, aunque sostuvo que el padecimiento viene a la alza, ya que mientras en el año 2000 se registraron 20 casos, durante el 2012, el padecimiento registro 100, es decir, y tuvo como consecuencia el deceso de 35 personas del sexo femenino.

En contraparte, el Consejo Estatal de Población, señaló que el cáncer de mama ya se encuentra como una de las cinca causas principales de muerte en mujeres, cuyas edades van de los 29 a los 64 años, por lo que alertó a este sector de la población a tomar las medidas pertinentes para realizarse chequeos periódicos en las unidades de medicina preventiva.

En conferencia de prensa, Francisca Orenia Vázquez Landín, Coordinadora de Análisis Estratégicos de la delegación regional del IMSS, subrayó que la institución cuenta con mastógrafos en las unidades del interior del estado como parte del programa de prevención oportuna, para identificar a los pacientes que presenten lesiones y se apliquen los protocolos de seguridad correspondientes.

Por su parte, Sara Marlene Fuentes Valle, encargada del módulo de Patología Mamaria del IMSS, sostuvo que una vzs identificado el grado de avance de las lesiones y tras revisar sus patologías, las pacientes pueden ser canalizadas a las áreas de oncología quirúrgica, aunque estableció que por fortuna el 90 por ciento de los canailzados presentan patologías benignas, tales como secreción de los pechos, quistes simples, mastalgias, (dolor de glándulas mamarias), entre otros.

Las especialistas comentaron que dentro de los factores de riesgo se encuentran la menstruación a edad temprana, la menopausia tardía, no tener hijos o tenerlos después de los 35 años de edad, la no lactancia, la obesidad, el consumo de alimentos transgénicos, y el fundamental: la herencia familiar.

Señalaron que el protocolo de seguridad establecido, contempla una biopsia para revisar los tejidos y ver avance del mal y si ya se traslado a otras partes del cuerpo, para posteriormente realizar las cirugías necesarias.

Ante ello, el Instituto Mexicano del Seguro Social, exhortó a la población femenil a realizarse de manera periódica las revisiones correspondientes y evitar la propagación del mal.