MORELIA, Mich., 17 de noviembre de 2015.- El Kremlin dijo el martes por primera vez que una bomba destruyó un avión de pasajeros ruso sobre Egipto el mes pasado y prometió que buscará a los responsables e intensificará sus ataques aéreos contra militantes islamistas en Siria, informa el periódico Excélsior.

Hasta el martes, Rusia había desestimado afirmaciones de países occidentales respecto a que la caída del avión el 31 de octubre, en que murieron sus 224 ocupantes, había sido un incidente terrorista y dijo que era importante permitir que la investigación oficial siguiera su curso.

Egipto aún no ha confirmado que fuera una bomba, y ha dicho que quiere esperar hasta que se completen todas las investigaciones.

Más información Excélsior.