MORELIA, Mich., 4 de enero de 2014.- El secretario general del Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial, Fernando Gámez Piñón explicó que uno de los puntos importantes por los que se fueron a huelga, es la falta de seguridad en las oficinas, además de que se han registrado despidos injustificados.

En entrevista con el líder sindical, dijo que se acercaron a la 21 Zona Militar con la finalidad de pedir seguridad para los huelguistas, sobre todo para la zona de conflicto, como es los municipios de Apatzingán, Cherán, Los Reyes y Peribán con la finalidad de prevenir hechos delictivos.

Dijo que se han registrado despidos injustificados además de que el Poder Judicial no ha atendido la petición de herramientas laborales, como actualizaciones de códigos y algunas otras leyes.

Enfatizó que en cuestión de seguridad, no se han registrado hechos delictivos, sin embargo dijo que no esperarán a hasta que pase algo para pedir esa cuestión  que es básica para los trabajadores.

En total son 1,100 sindicalizados que se han ido a huelga en los 32 distritos de la entidad, aunque Gaméz Piñón dijo que mantendrán a personal de guardia para atender emergencias.

Con respecto a la huelga que iniciaron trabajadores sindicalizados del Poder Judicial de Michoacán, el magistrado presidente Juan Antonio Magaña de la Mora a través de un comunicado hizo un llamado a los trabajadores sindicalizados a ser sensibles ante la situación económica que vive el estado y a no detener el servicio que se ofrece a la ciudadanía, quien será la más afectada con el cierre de juzgados de todo el estado.

“En las reuniones de negociación previas se ha ofrecido a los trabajadores lo que está al alcance de la institución. Somos conscientes de la situación económica que atraviesa el estado, de las limitantes presupuestales y, por supuesto, de las necesidades de los trabajadores de la institución. Este año el Poder Judicial deberá operar con el mismo presupuesto que el año anterior”, señaló Magaña de la Mora. Por lo que hizo un llamado a toda la base trabajadora para ser sensible a las dificultades que enfrenta no sólo el Poder Judicial de Michoacán, sino todo el estado de Michoacán.

El presidente del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo del Poder Judicial del estado señaló que es necesaria la corresponsabilidad en estos tiempos difíciles. “Ofrecemos un servicio a la ciudadanía, y el personal tanto de confianza como el sindicalizado, es pieza clave para garantizar el acceso a la justicia, que es un derecho de toda la ciudadanía”.