MORELIA, Mich., 2 de febrero de 2012.- Una ola de rumores se ha propagado a lo largo y ancho de Michoacán desde la noche del miércoles, a raíz del arribo de miles de integrantes de la Secretaría de la Defensa Nacional que ya se distribuyeron por toda la geografía estatal. Quadratín consultó con fuentes estatales y federales sobre la situación real que prevalece en la entidad, y la respuesta es que todo se encuentra en calma, y las versiones que se propagan no tienen ningún soporte. Lo mismo en Morelia, que en la Costa, como en el Bajío y la región Lacustre existen estos comentarios que hablan supuestos escenarios de violencia, ataques, robos, quema de automotores, toque de queda, etcétera, mas nada de ello es verídico. Las fuentes consultadas coincidieron en explicar, sin embargo, que tanto el Ejército y la Marina, así como las corporaciones policiales estatales y municipales, se encuentran expectantes y en alerta ante la presencia de cualquier contingencia, aunque, se insiste, todo se halla en orden. Las autoridades consideran que esta avalancha de rumores surgió minutos después de que miles de soldados, a bordo de por lo menos 150 unidades terrestres, empezaron a arribar a Morelia desde las 21 horas del miércoles, para de inmediato distribuirse estratégicamente por diversas zonas de la entidad. Este contingente castrense, según la información oficial, llegó para reforzar las acciones de combate al crimen organizado y, de paso, garantizar la gobernabilidad y estabilidad en Michoacán en el marco del relevo del Poder Ejecutivo, que deberá producirse, pase lo que pase, el próximo 15 de febrero.