MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.-Desde temprana hora, miles de seminaristas y religiosas se dan cita en las calles anexas al estadio Venustiano Carranza, a la espera de su encuentro con el papa Francisco a partir de las 10 horas.

Con cantos, oraciones y porras; es como los asistentes ingresan al recinto en las entradas correspondientes a su boleto, donde algunos pasaron la noche para tener mejor lugar.

Al momento de querer formarse, las religiosas externaron su descontento por la organización de los accesos, ya que algunos estaban saturados mientras otros no tenían tanta afluencia de gente.

Asimismo, autobuses procedentes de todo el país se están estacionando en la avenida Tata Vasco y Bucareli donde los cortes viales comienzan.

De igual forma, en la calle Tzintzuntzan se mantiene cerrada, ya que por ahí se congregan los religiosos para poder acceder.

Se espera que en próximas horas, arriben más contingentes procedentes del interior del estado y de la república a este encuentro en el Sumo Pontífice.