MORELIA, Mich., 26 de enero de 2016.- Pobladores de Nahuatzen tomaron el Palacio Legislativo y bloquearon la avenida Madero entre las calles Pino Suárez y Morelos para exigir la destitución de los policías de aquella localidad.

Los inconformes arribaron alrededor de las 11 horas al Congreso del Estado pero no han sido atendidos por los legisladores por lo que decidieron desalojar las oficinas y bloquear la calle principal de la capital michoacana.

Se trata de un grupo de unas 100 personas que desde su llegada han asumido una actitud beligerante que se acentúa conforme transcurre el tiempo y, después de cinco meses de haber expulsado al presidente municipal, Miguel Prado Morales, por no honrar su compromiso de campaña de permitir que el pueblo nombrara a los policías, están dispuestos a lo que sea.

Advierten que no se moverán hasta que se resuelva el problema mediante la destitución de los actuales elementos policiacos porque son gente de fuera a la que no conocen y no les pueden confiar su seguridad y se reconozca a los suyos y con salarios dignos.

Declaraciones de quienes presumen ser miembros del Consejo Ciudadano y descalifican en lo general a la prensa a la que consideran está al servicio del Estado, lo que provocó algunos altercados.

Estuvieron a punto de llegar a los golpes durante el desalojo de los trabajadores del Poder Legislativo ya que hubo un momento en el que ya no permitieron la salida por la puerta principal y como salían por las puertas que dan a la calle Pino Suárez, aventaron a varias empleadas intentando impedir que se retiraran.

Inclusive, cuando llegó la Policía Estatal a pedirles que desbloquearan uno de los carriles de la avenida Madero, algunos de ellos gritaban que si los iban a matar que fuera ahí mismo, pero finalmente cedieron y se replegaron, al tiempo que se volvió a abrir la puerta principal del Congreso del Estado.

El bloqueo de la avenida Madero se mantiene en sentido oriente-poniente y se presume que la toma será reforzada en el transcurso de la tarde.