CIUDAD DE MÉXICO, 2 de mayo de 2016.- Al menos 20 personas murieron este lunes, entre ellas varios peregrinos chiíes, y decenas más resultaron heridas por la explosión de tres bombas en Bagdad, dijeron la policía y fuentes médicas.

En el ataque más mortífero, 16 personas murieron cuando  un suicida que conducía un vehículo hizo estallar la carga explosiva al paso de varios peregrinos en el cruce de caminos de Al Saidia y Al Daura, al sur de la capital iraquí.

De acuerdo con Excélsior, los fieles se dirigían a la ciudad de Al Kazemiya, al norte de Bagdad, para conmemorar la muerte del séptimo imán de los chiíes, Musa al Kazem, que vivió en el siglo VIII.

En otros hechos, explosivos colocados en un terreno en Tarmiya, unos 25 kilómetros al norte de Bagdad, dejaron dos muertos y seis heridos, mientras que el estallido de una bomba al lado del camino en Khalisa, una localidad 30 kilómetros al sur de la ciudad, provocó la muerte de una persona y dos heridos.

Más información en Excélsior.