MORELIA, Mich., 30 de julio de 2014.- La presidenta municipal de Zamora, Rosa Hilda Abascal, confirmó que se están ultimando detalles para el traslado de los menores que todavía permanecen en el albergue La Gran Familia hacia la casa hogar que se habilitó en las instalaciones del Centro michoacano de Salud Mental (Cemisam).

La edil de extracción panista informó, vía telefónica, que al medio día de este miércoles aún se estaba definiendo la logística para el traslado, el cual se realizará en el transcurso de la tarde, para posteriormente cerrar, en definitiva la casa de Mamá Rosa.

Desde la semana pasada, el gobierno del estado, a través del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), inició la habilitación del Cemisan para albergar a los infantes que no han sido reclamados por familiar alguno, luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) cateó el inmueble donde vivían a cargo de Rosa del Carmen Verduzco.

Originalmente se encontraron a casi 600 habitantes en el albergue La Gran Familia, pero a la fecha solo permanecen cerca de 200, entre ellos 151 niños, quienes a partir de este miércoles habitarán en el Cemisam.

Cabe destacar que se espera que los niños y adolescentes arriben a las 16 horas, en donde serían recibidos por el gobernador, Salvador Jara Guerrero y su esposa.