MORELIA, Mich., 29 de enero de 2016.- Una de las áreas más concurridas dentro del Hospital General Regional Número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Charo, es hemodiálisis donde diariamente acuden cerca de 160 pacientes tres veces a la semana para poder filtrar sus riñones con ayuda de los aparatos habilitados para la situación de esta función vital para el organismo en las 16 estaciones.

En un recorrido realizado en este espacio, el nefrólogo del turno matutino Mario Alcántar Medina, explicó que la solución utilizada en este proceso de hemodiálisis  se requieren dos sustancias para dar características de conductividad al liquido de la diálisis con agua destilada de grado medico que se diluye con 750 gramos de bicarbonato especial de uso médico.

Por lo delicado y complejo de este proceso, el personal medico tiene especial cuidado con la limpieza en las  estaciones de hemodiálisis, contemplado dos unidades especiales para personas que tengan el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) y Hepatitis C.

Los pacientes que diariamente vienen a recibir su tratamiento son de  de diversas edades que presentan insuficiencia renal crónica como consecuencia de la diabetes y otras enfermedades crónico degenerativas y siempre está en su máxima capacidad en atención a sus derechohabientes de la región de Morelia.

Cerca de cuatro horas es la duración del tratamiento, donde algunos pacientes se duermen durante el proceso y otros se mantienen relajados mientras la maquina sirve como riñón artificial y les asegura un día más de existencia.

De igual forma se realizan  diálisis peritoneales, que  se realiza a través de un catéter que se coloca en el abdomen del paciente y conectado a una bolsa con la solución de diálisis, tratamientos que van desde urgencias, programados y ambulatorios.

La esperanza de vida en personas con insuficiencia renal crónica es de aproximadamente siete años, sin embargo el nefrólogo aseguró que dentro del hospital hay un paciente que lleva alrededor de 17 años acudiendo semanalmente a recibir su tratamiento de hemodiálisis.

Cabe señalar que se estima alrededor de 2 mil 200 derechohabientes del IMSS sufren de esta enfermedad y son atendidos en los otros hospitales de este sistema de salud como Zamora y Uruapan con servicios todos los días del año; estimando que se reciben dos pacientes nuevos al mes.