CIUDAD JUÁREZ, Chihuahua, 17 de febrero de 2016.-  Evila Quintana, una de las reclusas del Centro de Readaptación Social número 3 de esta ciudad, aseguró ante el Papa Francisco que muchos han perdido la esperanza en la rehabilitación de los presos y recordó: “aquí hay seres humanos”, informa la agencia de noticias del Estado mexicano, Notimex.

“La mayoría tenemos la esperanza de la redención y en algunos casos la voluntad de conseguirla”, afirmó, en un discurso cargado de emoción, la mujer seleccionada para hablarle al Pontífice a nombre de sus compañeros detenidos.

Reconoció que la cárcel pone a prueba el espíritu y la fortaleza de la fe, porque entrar a prisión implica el aislamiento de las personas que más se aman y la distancia les hace adaptarse, poco a poco, al desprendimiento.

Más información en Quadratín México.