CIUDAD DE MÉXICO, 17 de marzo de 2019.- Los hábitos sedentarios propiciados por el desarrollo tecnológico, la falta de planeación familiar de la alimentación y la excesiva carga y mal manejo del estrés son algunas de las causas de que 72 de cada 100 jóvenes en México tengan sobrepeso u obesidad. En adolescentes, la cifra es de cuatro de cada 10.

Elsy García Villegas, especialista en Ciencias de la Salud por la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, aseguró que combatir y prevenir estos males no es tan complejo. Una recomendación es seguir y registrar uno a uno 10 mil pasos diarios. Este método es aún más eficiente si se realiza por periodos de caminatas de 30 minutos ininterrumpidos.

Tras lamentar que en algunas ciudades mexicanas ya se hayan presentado casos de niños en educación básica con hipertensión, la experta del Departamento de Vigilancia Epidemiológica del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ) indicó que “los chicos de entre 12 y 19 años de edad llevan una alimentación poco equilibrada y baja actividad física; son cautivos de la comida rápida, del azúcar y de los postres, que estimulan el apetito y provoca el aumento de las porciones”.

La especialista en evaluación del estado nutricional a nivel poblacional indicó que otro factor que contribuye es que algunos jóvenes consumen alcohol combinado con refresco, lo que representa una gran alza de calorías.

Más información en Quadratín México