CONTEPEC, Mich., 17 de mayo de 2019.- Por primera vez en las de 36 años, el gobierno logró pagar y cerrar el 2018 sin adeudos con los trabajadores del sector Salud, merced al proceso de ajuste presupuestal y a las políticas de austeridad, aseguró el gobernador, Silvano Aureoles.

Durante una gira de trabajo realizada por esta región, el perredista recordó que a su llegada al Gobierno, la administración estatal heredó una déficit de mil 200 millones de pesos, amén de un sistema de salud en abandono.

“Recibimos un sistema de salud destrozado, por decir lo menos”, indicó Silvano Aureoles.

Manifestó que su Gobierno se puso como propósito la mejora en la infraestructura hospitalaria, donde más de 450 espacios clínicos han sido construidos, remodelados o dignificados, así como 900 casas de la salud.

Al poner en marcha el centro de salud de esta cabecera municipal, el perredista subrayó que pese a las adversidades financieras, el gobierno ha privilegiado las políticas de salud pública, educación y seguridad.

Dijo que en un par de meses, el sistema de salud se verá robustecido en Michoacán, con la conclusión de los hospitales civil e infantil, con instalaciones de primer nivel.