MORELIA, Mich., 20 de abril de 2019.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no ha dejado de realizar pruebas de tamiz neonatal y tiene suficiencia para continuar realizándolo tanto en régimen ordinario como en IMSS BIENESTAR, así refirió la coordinadora delegacional auxiliar de Salud Pública de la delegación regional del IMSS en Michoacán, Elvira García Cuin, luego de afirmar que aprobada la licitación, se recibieron los insumos para este año y están en etapa de distribución.

Señala un comunicado que el tamiz neonatal ampliado, es una oportunidad para la detección de cinco enfermedades metabólicas congénitas, mientras que antes se realizaban específicamente para hipotiroidismo congénito, ahora se amplía para la detección no sólo de ésta patología, además galactosemia, fibrosis quística,  hiperplasia adrenal congénita y fenilcetonuria, informó el Coordinador de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del Hospital Rural Bienestar 33 de Tuxpan, Carlos Antonio Rivera Hernández.

El Hospital Rural No. 33 de Tuxpan funciona como unidad concentradora de muestras recabadas en los hospitales BIENESTAR de Villamar, Huetamo, Paracho y Tuxpan; lo mismo que el Hospital de Ario de Rosales, concentra y analiza las pruebas de tamiz neonatal  de Coalcomán y Buenavista, las cuales,  en ambos casos, oscilan entre 400 y 500 muestras por mes, declaró el coordinador Rivera Hernández, y quien calculó que cada año, cuatro a cinco casos resultan sospechosos, de entre los cuales, el hipotiroidismo congénito es la patología más predominante.

Las muestras que arrojan resultados fuera del rango de lo normal son enviadas a pruebas confirmatorias, pues el tamiz no da diagnóstico definitivo, se notifica la unidad de origen, para realizar la búsqueda intencionada del neonato, en un plazo no mayor a siete días, y finalmente se deriva para el tratamiento adecuado, concluyó Carlos Antonio Rivera Hernández.