MORELIA, Mich., 1 de diciembre de 2019.- El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) ha causado la muerte de 2 mil 500 personas en Michoacán entre 1985 y 2019, reportaron autoridades de salud.

De enero a septiembre de este año, el Sida ha cobrado la vida de 49 hombres y mujeres, de manera preliminar, lo que significa un aumento del 29 por ciento respecto a las 38 muertes confirmadas en el mismo periodo del año pasado.

El Sida es la etapa más avanzada de la infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), y se manifiesta por la presencia de enfermedades oportunistas debido a un sistema inmunológico debilitado.

“Puede haber enfermedades respiratorias o diarreicas muy frecuentes, pérdida de peso, desgaste, o enfermedades oportunistas que habitualmente no las tendría una persona”, explicó el médico Javier Ordaz Tinoco, responsable del área de Epidemiología del departamento de Enfermedades Transmisibles de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM).

EL VIH puede transmitirse por mantener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada; de madre a hijo durante el embarazo, parto o lactancia; la transfusión de sangre contaminada; o el uso de agujas infectadas. La mayoría ocurre por la primera causa.

“El virus ingresa e infecta a nuestro organismo y empieza una replicación del virus. (Al inicio) no hay ninguna manifestación porque hay una defensa de nuestro sistema inmunológico, pero conforme va aumentando la carga viral va disminuyendo la respuesta de nuestro sistema inmunológico a defenderse”, apuntó Ordaz Tinoco.

Las primeras manifestaciones de que una persona ha desarrollado Sida dependerán de cada organismo. De acuerdo con el especialista, pueden ocurrir a partir de los tres años de que una persona adquirió VIH, de ahí la importancia de realizarse periódicamente una prueba.

“Hay síntomas iniciales, regularmente está un pequeño resfriado, puede presentarse fiebre o malestar general. Es un periodo muy corto, (…) en ocasiones pasa desapercibido y como ya después la persona se vuelve a controlar no lo toma como tal”, indicó, a propósito del Día Mundial del Sida, que se conmemora cada primero de diciembre.

Nuevos casos

Durante los primeros nueve meses de este año, el Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits), ha detectado 246 nuevos casos de VIH y Sida, una disminución del 25 por ciento con relación al mismo periodo de 2018.

De este número, 211 se presentaron en hombres (de estos, un 80 por ciento en hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres) y 35 en mujeres. Aunque la mayoría se encuentra en edades de entre los 20 y 44 años, existen 12 casos en adolescentes.

Por su número de habitantes, las jurisdicciones sanitarias que presentan una mayor tasa de infecciones por cada 100 mil habitantes son: Lázaro Cárdenas con un 11.91 por ciento, Morelia con un 8.81 por ciento y Uruapan con una tasa del 4.90 por ciento.

“Estamos por debajo de la media (nacional), hay estados que son predominantes, estamos haciendo bien las actividades de identificación de los pacientes”, destacó el médico.

Sin embargo, en los últimos 34 años suman en el estado 7 mil 817 las personas diagnosticadas con VIH o Sida, de los cuales, el 32 por ciento ya falleció por esta causa, es decir, alrededor de 2 mil 500 personas.

El VIH no es una sentencia de muerte

Actualmente el VIH no tiene por qué significar una sentencia de muerte, como ocurría en la década de los 80. Y es que si bien, aún no se conoce una cura para ello, los medicamentos antirretrovirales han logrado que las personas apegadas al tratamiento puedan reducir la cantidad de virus en la sangre hasta llegar a niveles indetectables.

Esto significa que la infección ha pasado a ser una enfermedad crónica, ya que con un sistema inmunológico más fortalecido, el riesgo de desarrollar Sida y contraer enfermedades oportunistas, disminuye considerablemente, logrando que las personas lleven una vida normal.

“Si inicia una persona oportunamente con su tratamiento antirretroviral, la calidad de vida puede ser muy adecuada. (…) Prácticamente un paciente con VIH puede padecer por otras causas, menos por VIH”, destacó.

Atención

Actualmente el Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits) otorga tratamiento individualizado a mil 903 personas que viven con VIH o Sida, de los cuales, mil 485 son hombres, 397 mujeres y 21 mujeres trans.

“Sabemos que toda relación (sexual) en la que no utilicemos medidas de protección, es de riesgo. Hacemos mucho la difusión del uso del preservativo, tanto del masculino como femenino, tanto para penetraciones (anales o vaginales) como para el sexo oral. Es el mismo riesgo”, manifestó.

#Quadragrafía En el Día Mundial de la lucha contra el SIDA, despejamos los tabúes y te compartimos información sobre esta enfermedad. 👇🏼Los detalles: 👉

Posted by Quadratín Michoacán on Sunday, December 1, 2019