MORELIA, Mich., 7 de abril de 2021.- A efecto de prevenir intoxicaciones, enfermedades gastrointestinales y cólera por consumo de pescados y mariscos, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), realiza operativo anual de Cuaresma para verificar y vigilar que las condiciones de venta y refrigeración sean las adecuadas.

De acuerdo con un comunicado, durante el operativo que arrancó el 17 de febrero y culmina el 11 de abril; se tiene como meta la visita a 570 establecimientos dedicados al proceso, venta y distribución de pescados y mariscos, incluidos los mercados públicos de la capital y el interior del estado; así como supermercados y tiendas de autoservicio, en coordinación de las 8 Jurisdicciones Sanitarias.

Hasta el momento se han detectado irregularidades en 10 establecimientos, los cuales fueron apercibidos, y de no corregir se procederá a la suspensión.

Destacar que en estas revisiones se verifica existan las condiciones adecuadas de higiene en los puntos de venta de alimentos y productos del mar, ya sean crudos o preparados, a la vez que se han efectuado 492 muestreos a productos pesqueros y análisis sensoriales en moluscos, bivalvos, crustáceos y pescados. También se ha hecho el muestreo de 54 establecimientos de aguas frescas.

Todas las muestras son enviadas al Laboratorio Estatal de Salud Pública (LESP), para su análisis y en el caso de detectar que los alimentos se encuentran fuera de norma, el personal de la Coepris realizará el decomiso respectivo de los productos, para evitar daños en la salud de las y los michoacanos.

A través del personal de Fomento Sanitario se capacita a los propietarios de establecimientos de comida, aguas frescas y venta de productos pesqueros, para evitar riesgos sanitarios y durante los cursos se les explica que los alimentos se contaminan cuando están desprotegidos (sin tapar) o a la intemperie (sin refrigerar), puesto que se impregnan de bacterias.

Se les recomienda evitar tocar los alimentos con las manos sucias, no dejarlos a la intemperie, evitando que moscas, cucarachas y roedores tengan contacto con la comida.

Evitar que una persona con alguna enfermedad infecto-contagiosa tenga contacto con alimentos, lavarse las manos y uñas antes de tener cualquier tipo de contacto con la comida y asear perfectamente los utensilios donde se coloquen los alimentos.

Las acciones de este programa son públicas, ajenas a cualquier partido político. Queda prohibido el uso para fines distintos a los establecidos en el programa.