SAHUAYO, Mich., 18 de noviembre de 2019.- El grupo de doble A, Felipe Arregui, cumplió 51 años de “salvar vidas y unir familias”. La celebración se produjo con un encuentro de los miembros de esta organización procedentes de diversos lugares del estado y del país, quienes celebraron con sus familias la sobriedad que han alcanzado hasta el momento.

El coronel Pedro Herman explicó que la filosofía de este tipo de grupos radica en el cumplimento de 12 pasos que garantizan la sobriedad, entendida esta “como el desarrollo de una madurez mucho más verdadera (o sea, humildad) en nuestras relaciones con nosotros mismos, con el prójimo y con Dios” y se encuentra justamente en el cuarto paso de este programa.

Cuenta la historia que, en noviembre de 1968, “el sacerdote de la parroquia del Sagrado Corazón, Rogelio Sánchez, hizo un llamado a su feligresía “para hacer algo para solucionar el problema del alcoholismo que se extendía cada día más”.

Un buen día después de misa se le acerca un señor y comenta que conocía un lugar donde se dejaba de beber; fueron a Guadalajara, llegaron al obispado y un sacerdote los llevó al grupo de AA, Mesquitan, los miembros de este grupo estuvieron dispuestos a trasladarse a Sahuayo y le pidieron al cura, que reuniera gente para dar información del programa. El sacerdote invitó a personas no alcohólicas, para que ellos a su vez trajeran gente que si tenía el problema, quienes asistieron fueron los señores Luis Amezcua, Enrique Ávila, Tiburcio Segura, Tarsicio y Pedro Amezcua; ellos, a su vez, invitaron a gente que tenía problemas con la bebida, así se llevó a cabo una junta pública de información el 25 de noviembre de 1968 en la casa social del Sagrado Corazón.

Como resultado nació el primer grupo en Sahuayo Felipe Arregui, en memoria del sacerdote que inició los trabajos de este templo. La casa social fue el primer domicilio de este grupo, el cual se inició con cinco miembros, grupo al cual se fueron agregando hasta llegar a 18 integrantes.

El grupo Esperanza de Jacona asesoró al Felipe Arregui, fue así como se sostuvo la llama encendida de AA. En 1973, compañeros del Arregui formaron otro grupo, Sahuayo. Durante los siguientes años, pocos lograron mantenerse unidos, pero continuaron con entusiasmo.

Fue hasta 1977 que el grupo Sahuayo festejo su cuarto aniversario; de ahí nació la inquietud de formar más grupos y fue así como poco a poco nacieron los grupos Fe y Esperanza, 1 de Septiembre, Jiquilpan y Verdad de la Palma.

Durante los siguientes años, AA no ha dejado de crecer. En la actualidad después de 51 años en Sahuayo y la región existen más de 50 grupos funcionando”. (Vox Populi, dixit).

De acuerdo a la literatura de doble A, estos son los 12 pasos para la recuperación de un enfermo de alcoholismo:

1.- Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol; que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.

2.- Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio.

3.- Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo hemos concebido.

4.- Sin miedo hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.

5.- Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos.

6.- Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de todos esos defectos de carácter.

7.- Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.

8.- Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que causamos.

9.- Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando al hacerlo implicaba perjuicios para ellos o para otros.

10.- Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.

11.- Buscábamos, a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo hemos concebido, pidiéndole que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla.

12.- Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar este mensaje a los alcohólicos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.

También existen 12 tradiciones que se refieren en general a los principios bajo los cuales se relacionan los grupos de doble A en el mundo.