CIUDAD DE MÉXICO, 12 de agosto de 2020. — El doctor, quien labora en el Hospital General de Zona número 27 Dr. Alfredo Badallo García del IMSS, participó en el proceso de adaptación de este nosocomio como un Hospital Covid 19 y en el desarrollo de toda la infraestructura necesaria para recibir a los primeros pacientes con sospecha de esta enfermedad.

Como jefe del Servicio de Anestesiología, apoyó en la habilitación del área Covid 19 con monitores y el equipo que hiciera falta para enfrentar esta emergencia sanitaria.

A sus 57 años de edad, nunca imaginó contagiarse de Covid 19, y a pesar de no padecer diabetes, no ser hipertenso y no fumar, su sobrepeso fue el único factor de riesgo que favoreció para que su sintomatología fuera muy severa.

“Fue el sábado 9 de mayo, recuerdo que vine a trabajar al Hospital y al llegar a mi casa me sentí muy cansado, comí y me quedé recostado en el sillón. Al día siguiente me sentía igual, pero ya con dolor de cabeza y cuerpo, el lunes acudí a urgencias de mi unidad, me realizaron la prueba confirmatoria y al no traer datos de alarma me enviaron 15 días a mi casa con confinamiento”, agregó.

Después de una semana, comenzó con fiebre de 39.5 y aumento de la sintomatología que no le permitió comer ni beber agua, situación que empeoró el cuadro clínico.

“Para el 21 de mayo ingresé a la unidad de cuidados intensivos del Hospital General de Zona No. 48 San Pedro Xalpa, con alta probabilidad de ser intubado, ya que saturaba oxígeno al 50 por ciento. Ahí permanecí cinco días con un sistema respiratorio de alto flujo de oxígeno con el cual empecé a responder poco a poco en una posición de pronación (boca abajo)”, recordó el doctor Benjamín Benavidez Franco.

Más información en Quadratín México