Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Arnulfo Mora/Quadratín

Rechazan mineros paro técnico en LC

Arnulfo Mora/Quadratín
 
| 14 de septiembre de 2018 | 7:57
 A-
 A+

LÁZARO CÁRDENAS, Mich., 14 de septiembre de 2018.- Al no reactivar el convenio entre la empresa ArcelorMittal y el Ejido de Playa Azul para continuar extrayendo mineral de las minas propiedad de los campesinos, la empresa tuvo que mover a más de 300 trabajadores, lo que podría devenir en un conflicto con la Sección 271 del Sindicato Minero si se afectaran sueldos al personal sindicalizado.

Desde el pasado viernes la empresa ArcelorMittal quedó impedida de continuar explotando diferentes minas que se ubican en predios del Ejido Playa Azul por lo que la empresa retiró su maquinaria y por ende tuvo que mover a los trabajadores sindicalizados y los llamados terceros a oficinas administrativas.

Trascendió que la empresa habría planteado a la dirigencia sindical que aceptara como Paro Técnico la suspensión de labores en la zona de las minas, lo que habría sido rechazado puesto que implicaría reducción de sueldos y prestaciones a los sindicalizados sin ser parte del problema entre la acerera y los ejidatarios.

Trabajadores del área de minas informaron que desde este lunes han sido concentrados en las oficinas administrativas y durante los turnos de trabajo se les imparten diferentes cursos. “Hasta ahí estamos bien, el problema puede surgir si la empresa pretendiera ponernos a realizar otras actividades laborales que no vayan acorde con nuestras categorías y oficios”, advirtió un minero que pidió omitir su nombre.

Por lo que respecta a la reactivación del convenio entre ejido y la acerera, los campesinos continúan posesionados de los accesos y aunque negaron que exista acercamiento entre las partes, dijeron “no llevar prisa, aquí esperamos a que la otra parte decida si le interesa renovar el convenio o de plano darlo por concluido y entonces procederemos a desmantelar las instalaciones y equipos que dejaron en el interior de nuestros predios”