ANGANGEO, Mich., 18 de octubre de 2018.- Más de veinte heridos y al menos ocho personas fallecidas, es el saldo hasta el momento luego de que un autobús se quedara sin frenos y proyectara hacia un barranco.

De acuerdo a los primeros reportes, el camión de autotrasporte de pasajeros, al parecer contratado por el ayuntamiento de Áporo, regresaba de dejar un Santo en el municipio de Tlalpuhahua.

Cuando circulaba a la altura de la comunidad de Cantingon, del municipio de Angangueo, el chofer intentó detener la marcha de la pesada unidad, sin embargo, ésta se quedó sin frenos, a pesar de los intentos por detenerla, se proyectó contra un barranco.

En el lugar ya se encuentran rescatistas de diversos municipios de la zona, dando auxilio a las personas sobrevivientes, mientras que personal del Ejército y Policía Federal resguardan la zona.