Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x

Homenajea Zacán a músicos y compositores purépechas

Lamberto Hern
 
| 05 de enero de 2013 | 0:00
 A-
 A+

ZACÁN, Mich., 5 de enero de 2013.- A pesar del intenso frío que calaba hasta los huesos, los zacanenses tuvieron su propia fiesta, muy familiar y muy entre cuates; interpretaron la música de su pueblo y recordaron a los compositores oriundos de aquí, en el mero corazón de la cultura purhépecha. Fue una noche de fiesta, de convivencia y de buenos deseos.Desde la tarde del viernes cuatro de enero, los principales promotores del evento, Eduardo Méndez Ceras, Celedonio Huanosto Alfaro, Juan Méndez Campos, Tomás Ramos y otros, supervisaban los últimos detalles en el auditorio cultural “Dr. Melchor Díaz Rubio”. Sonido –que por cierto fue muy deficiente-, las luces, sanitarios, ponches y el orden de participación de los artistas.Los zacanenses poco a poco iban llegando al auditorio, bien abrigados, la tarde nublada y “aborregada” presagiaba un frillazo, pero eso era lo de menos; un saludo y un abrazo de año nuevo con la paisanada. Un auditorio con capacidad para seis mil personas, estaba a la mitad o poco más.Los conductores del evento estaban listos, el incansable, el imprescindible, el más chingón de los locutores, el mejor del mundo y sus alrededores, el premio nacional de locución Juan Méndez Campos, en esta ocasión acompañados de Amelia Ramos Medina y Tomás Ramos Galván.Y empezó la fiesta, la auténtica fiesta de los zacanenses. Sucede que el 18 de octubre, día de San Lucas y fecha en que se celebra el concurso artístico de la raza purhépecha, asiste tanta gente, que los originarios del pueblo no la disfrutan a placer. La participación del grupo musical Montana, con música moderna. Pichín Ramos, su hermano y Ricky Cortés.Cerca de las ocho de la noche, inició la banda Zacanense, más fuerte que nunca. Beto Bravo, José Linares, Fayo Montelongo y muchos más, interpretaron varias piezas musicales, de las que tradicionalmente se escuchan en las fiestas del pueblo.Siguieron los del trío Ilusión, que aunque no les ayudó mucho el sonido por defectuoso, dieron muestra de gran madurez musical; con sus instrumentos acústicos, guitarra, requinto y contrabajo, Beto Galván, Andrés Aguilera y José Hernández, recibieron el reconocimiento del respetable.Y qué decir de René y Chavalín o lo que es lo mismo, Osvaldo Campos Hernández y David Maciel Méndez, que conforman el dueto Zacán, quienes iniciaron y concluyeron con dos huapangos, de allá de tierra caliente, compuestos por Juan Méndez Campos. Pero también otros temas como La Pilita, desde donde se ve todo Zacán, luego de haber estado en el cerrito, en el calvario o en el ojo de agua con los amigos.Una de las interpretaciones que más aplaudió la gente, sin lugar a dudas es la Mi Llanto, obra de Antonio Linares, que tal vez inspirado al pie del cerrito donde vivía, le canta al amor, a la belleza, a la bohemia, que junto con Roberto ramos, su vecino, Armando Bravo o Ricardo Ceras, se inspiraban bajo alguna tenue luz en alguna esquina del pueblo, bajo las estrellas o la luna y hacían sonar las cuerdas de sus guitarras y que se escucharan sus timbradas voces, posiblemente dirigidos para alguna muchacha.Pero ya que de intérpretes hablamos, Juan Méndez hizo una excelente antología del grupo de Las Begonias, que por allá en los años sesentas, lo conformaron Chucha Valencia, la maestra Eva Méndez Rivera e Inés Méndez, ésta última es la única sobreviviente. Interpretó algunos temas, como en los viejos tiempos, acompañada del dueto Zacán.Hubo varios reconocimiento más, uno de ellos a quien esto escribe, por la difusión de nuestra cultura purhépecha. Gracias. Al regidor de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, del Ayuntamiento de Uruapan, ingeniero Luis Rangel Anguiano, quien asistió con la representación del edil, Aldo Macías Alejandres; a la titular de la Instancia Municipal de la Mujer de Uruapan, Ma. de Jesús Ortiz Ceras, orgullosamente zacanense.Se preguntarán por las autoridades del Ayuntamiento de Los Reyes, a donde pertenece Zacán, pues ni el alcalde, ni un representante, ni un recado. Ignoró totalmente el evento cultural de la tenencia más importante, del pueblo con mayor profesionistas, de la cuna de la cultura purhépecha; es más, ni siquiera un apoyo. Nada.Ya entrada la noche y con un frillazo del demonio que ni el ponche con piquete del tradicional quitaba, vino la actuación del grupo Tumbiecha, ataviados a la usanza indígena y sus gabanes de Charapan, Andrés, Tacho, Julián y Gilberto Campos, con Chema Aguilar y Manuel Lemus, interpretaron varias obras de zacanenses y otros temas de música mexicana.Y así, cerca de la media noche el evento llegó a su fin. Una buena velada, una excelente bohemia y una gran fiesta. Zacán no es solamente historia, tiene presencia, y como dijo mi vecino Tomás Ramos, “seguiremos fachando” de nuestra cultura, la música, la danza, las artesanías y la gastronomía. Felicidades.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales