MORELIA, Mich., 2 de abril de 2019.- La Zona Económica Especial (ZEE) de Lázaro Cárdenas no es la panacea que resolverá el problema estructural de Michoacán, sin embargo, debe de permanecer porque puede brindar mejores condiciones industriales al estado.


Así lo consideró el economista Heliodoro Gil Corona, al manifestar que es una alternativa que paulatinamente puede recomponer la caída de la actividad industrial que ha sufrido la entidad y que los sectores económico y social deberían apuntalar este propósito.


“Ojalá el Gobierno federal escuche que estados como Michoacán requieren, no solo eso (ZEE), sino empezar a crear una logística estatal. No podemos aspirar a Zonas Económicas Especiales si no contamos con infraestructura de primer mundo”, señaló.


La semana pasada, el jefe de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales, Rafael Marín Mollinedo, anunció la posible cancelación de las siete ZEE del país, proyecto impulsado durante la administración del priísta Enrique Peña Nieto.


El también coordinador de Proyectos Estratégicos del Colegio de Economistas del Estado de Michoacán (CEEM), reiteró que se necesita mejorar la conectividad de las vías de comunicación, como la ampliación de la carretera Morelia-Lázaro Cárdenas.


Agregó que en Morelia se debe de priorizar la terminación del primer anillo periférico e iniciar con el proyecto del segundo, así como mejorar los servicios de agua potable y alcantarillado.


Tras el anuncio de la posible cancelación de las ZEE del país, los sectores privado y público de Michoacán solicitaron al Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, reconsiderar esta determinación que será tomada en unas dos semanas.


Y es que expusieron que además de enviar un mensaje de incertidumbre hacia el exterior, se pondrían en riesgo inversiones por más de 4 mil millones de dólares y la generación de 2 mil 500 empleos.