MORELIA, Mich., 14 de enero de 2020.- Los compradores y negocios de la capital michoacana tratan de adaptarse a la prohibición de las bolsas de plástico de un solo uso. 

Algunos aseguran llevar consigo bolsas reutilizables o canastas para cargar sus compras, aunque otros admiten que continúan aceptando o pidiendo bolsas de plástico en los comercios. 

Antonio Mayes, de 79 años, reconoció que continúa solicitando en los establecimientos bolsas de plástico, y que, con el hecho de desecharlas a la basura, es más que suficiente para no contaminar.

“Yo pido bolsa, pero no la tiro. Tengo 79 años, ¿qué mercancía quieres que cargue en la mano arriba de una combi? Ni una. (…) Además, las bolsas no contaminan, contamina la gente que las tira, es falta de educación andar tirando basura por todos lados, (…) para eso pasa el servicio de limpia y ellos ya verán qué hacen con todo el desecho de plástico.

Natalia Zamudio radica en la ciudad de Washington, Estados Unidos, y se encuentra de vacaciones en Morelia. Dice estar acostumbrada a no utilizar bolsas de plástico al grado de que carga con una reutilizable para acumular los recuerdos que comprará durante su estancia.

“No soy de Morelia, pero de donde venimos ya nos quitaron el plástico por lo mismo. Ya estamos acostumbrados a traer nuestra bolsita para no contaminar el planeta, hay que dejarles algo a nuestros hijos para no acabarnos el planeta.

El mismo caso es el de don Apuleyo López, quien se percató acerca de esta nueva prohibición recién llegó a la capital del estado.

“No lo habíamos notado, pero los taxistas nos han comentado que ya están trabajando en eso para quitar el plástico. (Lo veo) perfectamente bien porque es para bien de uno mismo”, opinó. 

En cambio, Yolanda Cázares aseguró que solo es cuestión de acostumbrarse, sin embargo, sigue aceptando bolsas de plástico en los comercios donde aún no han adoptado la prohibición.

“Ahorita porque fui a comprar la vaina y ahí sí me la dieron porque ni modo de traérmela en la mano así, pero yo si voy al mercado cargo con mi bolsa de mandado y mi canasta para lo que ocupo”, mencionó.

Fue el 22 de julio de 2019 cuando se publicaron en el Periódico Oficial del Estado (POE) las modificaciones a los reglamentos municipales pertinentes. 

Los negocios tienen un período de gracia de seis meses, el cual finaliza el próximo 22 de enero. Con ello, iniciará también la imposición de sanciones a quienes incumplan la norma.