PÁTZCUARO, Mich., 14 de marzo de 2019.- Autoridades municipales, estatales, eclesiásticas y educativas se reunieron en la plaza principal de Pátzcuaro en donde efectuaron el acto cívico en honor a don Vasco de Quiroga.

Ello, con motivo de su 454 aniversario luctuoso y que Pátzcuaro recuerda año con año al ser un punto toral y trascendente para la vida de Vasco de Quiroga, para la historia de Michoacán y de México en general.

Víctor Báez, presidente municipal de Pátzcuaro, reconoció el legado de este ilustre personaje histórico y el impulso que en su momento dio a las comunidades indígenas del estado que hasta la fecha lo recuerda y agradece.

“Pátzcuaro se siente orgulloso de tener un hombre a quien recordamos y veneramos, humanista que evocó la utopía de Tomás Moro y que supo ganarse el cariño de los purépechas y por ello llamado Tata”.

Báez mencionó en su discurso que el municipio que gobierna siempre mantendrá vivo este legado que significó un importante impulso a la economía y desarrollo social.

El Cardenal Alberto Suárez Inda indicó que la obra de Vasco de Quiroga fue una figura sobresaliente que no se conformó con lo de la época y luchó por mejorar la condición de miles de ciudadanos vulnerables.

Este aspecto lo cumplió a cabalidad y esto le permitió cumplir sus expectativas en beneficio de los indígenas que sufrían la opresión de los gobernantes de aquel tiempo.

“Vasco fue un soñador, pero no iluso, pues para él la utopía fue un proyecto a realizar con esfuerzo y realismo; la persona que no sueña es un conformista e incluso un mediocre dejando que la vida transcurra”.