MORELIA, Mich., 30 de abril de 2020.- El Consejo del Poder Judicial quedará obligado a garantizar la convivencia de los menores con sus padres, en el caso de que se tengan que suspender los servicios del Centro de Convivencia Familiar, de aprobarse una iniciativa para adicionar el artículo 442 bis al Código Familiar.

La propuesta es de la diputada del Partido Verde Ecologista, Lucila Martínez, luego de que madres y padres que asisten con regularidad a ver a sus hijos a ese Centro, emitieron un documento para que las autoridades del Poder Judicial dictaran medidas cautelares para estar en comunicación con sus descendientes.

Ellos alegaban que no habían podido tener comunicación con sus hijos durante un mes ya que el servicio en el Centro se suspendió desde el 17 de marzo debido a la contingencia sanitaria, situación que abono a un deterioro en las relaciones familiares y generó un daño emocional a los niños, niñas y adolescentes.

Fue hasta que se hizo pública esta petición que el poder judicial tomo cartas en el asunto y modifico el 22 de abril, el Acuerdo General emitido por el pleno del Consejo del Poder Judicial para incluir algunas medidas de carácter temporal para garantizar las convivencias familiares.

Es por ello que la legisladora presentó esta iniciativa que tiene como finalidad plasmar en el Código Familiar, la obligación del Consejo del Poder Judicial de emitir todas aquellas medidas que considere necesarias para evitar que se vean interrumpidas las convivencias familiares cuando ocurran casos fortuitos o de fuerza mayor que obliguen a la suspensión del servicio que presta el Centro de Convivencia Familiar.