MORELIA, Mich., 28 de noviembre de 2019.- En 2018, el valor económico del trabajo no remunerado por labores domésticas y de cuidados en los hogares mexicanos registró un equivalente a 5.5 billones de pesos, reportó el Inegi.

Esto representa el 23.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, destacó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en un informe publicado este jueves sobre la valoración económica del trabajo no remunerado.

El análisis revela que la participación de las mujeres en el trabajo doméstico no remunerado es mayor a la de los hombres. En tiempo, participaron con el 76.4 por ciento y en términos económicos con el 75.1 por ciento.  

El Instituto concluyó que el sueldo neto que podrían percibir los miembros del hogar por realizar una actividad similar en el mercado, sería de 42 mil 602 pesos anuales por persona. Por sexo, la cifra sería de 59 mil 617 pesos para las mujeres y de 22 mil 390 pesos para los hombres.

Durante los últimos 10 años, es decir, de 2008 a 2018, el tiempo que las personas destinan a las actividades no remuneradas que realizan en sus hogares se ha incrementado, y por tanto su contribución a la economía a partir de los servicios que se generan, indicó el Inegi.

Se observó que su participación pasó de un equivalente al 19.3 por ciento del PIB del país en 2008 a representar el 23.5 por ciento en el último año reportado. “Las aportaciones de mujeres y hombres han aumentado, siendo la de las mujeres la que lo ha hecho en mayor medida al pasar de 15 por ciento al 17.7 por ciento en el periodo mencionado”, precisó.

El valor de las actividades no remuneradas domésticas y de cuidados se ha incrementado en los últimos 10 años, al pasar de una participación equivalente al 19.3 por ciento del PIB nacional en 2008 al 23.5 por ciento en 2018.

Para obtener estos resultados, el Inegi toma en cuenta el valor económico del trabajo no remunerado en labores domésticas y de cuidados, la producción de bienes de autoconsumo y las labores realizadas por niños y niñas de entre cinco y 11 años.

Cuidados y apoyo, alimentación, limpieza y mantenimiento a la vivienda, ayuda a otros hogares y trabajo voluntario, compras y administración del hogar, y la limpieza y cuidado de la ropa y calzado, fueron las funciones desempeñadas que el Inegi tomó en cuenta para la elaboración del informe.