MORELIA, Mich., 6 de agosto de 2020.- Desde la suspensión parcial hasta multas económicas enfrentarán bares, antros y establecimientos similares que permanezcan en operaciones después de las 23 horas, los días lunes a sábado, o que abran los domingos, afirmó Rafael Torres Mandujano, titular de la Comisión Estatal dé Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris).

Refirió que a partir de este jueves, la Coepris iniciará operativos de revisión de negocios especializados en la venta y consumo de alcohol, particularmente en los municipios que ostentan banderas roja o amarilla, para constatar el apego del sector al decreto que el gobierno del estado emitiera el pasado 30 de julio, donde se restringen los horarios de funcionamiento de bares, antros y similares como medida de prevención de contagios por coronavirus (Covid 19).

Así, a la par con las verificaciones de la adopción de protocolos sanitarios, la Coepris revisará que los puntos de venta y consumo de bebidas embriagantes en el estado cierren a las 23 horas todos los días, con excepción del domingo, cuando tienen vedado ofrecer servicio.

De incumplir con estas disposiciones, los establecimientos se harán acreedores a la suspensión parcial o total de sus actividades, un apercibimiento o la imposición de una multa, cuya cuantía dependerá de la infracción y el tipo de negocio involucrado.

Torres Mandujano aseveró que estas acciones se mantendrán a lo largo del mes de agosto, con el objetivo de contribuir a la reducción en la tasa de contagios por Covid 19, cuyo comportamiento ha colocado a la entidad nuevamente en semáforo rojo.

Exhortó a los negocios del giro a incentivar la prevención de riesgos a la salud de la población y sus clientes, así como a romper las cadenas de contagio.

Atención de riesgos sanitarios no se contrapone a medidas desde los municipios en cuanto a bares y antros

Cuestionado sobre la negativa del ayuntamiento de Morelia a aplicar restricciones en horarios y días de operación a los bares, antros y similares, Rafael Torres acotó que la Coepris tiene la facultad de intervenir estos sitios de considerar que representan un peligro para la salud pública.

Agregó que esta facultad no se contrapone con las medidas que pudieran disponer los municipios, que tienen a su cargo “otras funciones”, de índole administrativa.

No obstante, aseveró que se buscará trabajar de manera coordinada con los ayuntamientos, sobre todo, aquellos que ostentan una bandera roja o amarilla, lo que implica riesgos máximos o elevado de propagación del virus.