MORELIA, Mich., 13 de junio de 2019.- Un saldo de cuatro inspectores de comercio en la vía pública y una cifra no especificada de policías municipales lesionados dejó el enfrentamiento, registrado la tarde del jueves 13 de junio, entre comerciantes ambulantes y trabajadores del ayuntamiento de Morelia que efectuaban un operativo de retiro en las inmediaciones de la plaza Las Capuchinas.

De acuerdo con César Augusto Medina Pérez, jefe del departamento de Inspección en el centro Histórico, la negativa de vendedores ambulantes no tolerados para laborar en el primer cuadro de la ciudad a permitir el decomiso de una carretilla llevó a agresiones físicas y verbales contra los inspectores participantes en el operativo de retiro y elementos policíacos.

Al momento, no se reportan personas heridas de gravedad, como tampoco la interposición de una denuncia penal por estos incidentes, que produjeron la detención de por lo menos tres personas, dos varones y una mujer.

Medina Pérez mencionó que las amenazas, intimidaciones y golpes son “el pan nuestro de cada día”, ya que la implementación del protocolo de retiro de oferentes ambulantes no tolerados no impide la generación de actos de violencia, como los observados en la plaza Las Capuchinas.

“El protocolo nos indica que tenemos que invitar a los comerciantes a retirarse de manera voluntaria; si se niegan o reinciden, estamos facultados para decomisar su mercancía y aplicar una multa, aunque los otros vendedores e inclusive transeúntes ajenos a la situación buscan evitar estas sanciones”, expresó César Augusto Medina.

El funcionario consideró que actualmente el diálogo con el sector está “agotado”, puesto que ha rechazado las propuestas de reubicación a espacios donde es viable emitir tolerancias para la comercialización de mercaderías, fuera del Centro Histórico, donde el bando municipal restringe la actividad comercial a la venta de globos, rosas, burbujas y otros, consideradas tradicionales.