MORELIA, Mich., 16 de octubre del 2019.- El gobernador del estado, Silvano Aureoles, rechazó que la masacre de policías registrada en la comunidad de El Aguaje, en Aguililla, vaya a provocar remociones o cambios en su gabinete de seguridad, pero adelantó que en el proceso de investigaciones entrarán todos los mandos que se vieron involucrados durante el fallido operativo del lunes pasado.

En conferencia de prensa, el mandatario adelantó que se revisará el tema de la estrategia de seguridad, para evitar sucesos como los de Aguililla, donde desafortunadamente perdieron la vida 13 elementos de la Policía Michoacán y nueve más resultaron heridos.

Indicó que no se dejará ningún recoveco en las indagatorias y rechazó que los uniformados hayan sido enviados sin armamento a cumplir el mandato judicial, que concluyó con la tragedia.