MORELIA, Mich., 5 de julio de 2021.- Por su condición de género, es decir, por su naturaleza de ser mujeres, 124 mujeres han sido asesinadas, además de que otras 813 han muerto de forma violenta, de 2015 al pasado martes, cifras que han impactado al movimiento feminista que hoy reclama mayores condiciones de seguridad para las mujeres en la entidad, así como el esclarecimiento de los asesinatos. 

Las cifras de la Fiscalía General de Michoacán (FGM), revelan que el año pasado fue el más violento para las mujeres en la entidad, 207 carpetas de investigación fueron abiertas por homicidio doloso y calificado en agravio de la mujer, cifra que representa un incremento del 165.38 por ciento con relación al 2015, donde la suma total fue 78 crímenes, más los feminicidios. 

Pero este número no es sinónimo de igual número de víctimas, por ejemplo, el presente año hay  carpetas de investigación 135 con un total de 140 víctimas, de estos se investigan 125 como homicidio doloso en agravio de la mujer y 10 como feminicidio. 

Sin embargo, esto es hablando de la máxima expresión de la violencia, pero hay otras formas que también dejan una honda cicatriz en este sector vulnerable de la sociedad. 

Por ejemplo, 125 mujeres sobrevivieron a un ataque violento, investigado como  homicidio doloso en grado de tentativa; otras 44 denunciaron lesiones dolosas por su condición de género y preferencias sexuales ¡porque no todas las mujeres nacidas bajo el sexo feminino son heterosexuales!  

También 2 mil 59 mujeres denunciaron, del 2015 al pasado corte del mes de abril, haber sufrido violación o violación equiparada, ambas sancionadas por leyes locales. 

A lo anterior hay que añadir el acoso, abuso y hostigamiento sexual, que dejó un saldo al periodo antes referido, de un mínimo de mil 518 víctimas adultas, además de 987 niñas y adolescentes menores de edad. 

Pero no se trata solo de si la mujer sufre de estas agresiones en espacios abiertos, como la calle o sitios hostiles, el lugar de mayor exposición a la violencia de la mujer es el hogar, sumando 5 mil 781 casos de violencia intrafamiliar, donde la mujer es el principal foco receptor de la violencia. 

Punto y aparte es la violencia de género, que si bien se reconoce abiertamente, en temas como la brecha laboral, por ejemplo, funcionarios de primer nivel del género másculino que ganan más que las mujeres, no se encuentra tipificada. 

En el caso de las mujeres en la vida pública se ha reconocido como delito la violencia política, sin embargo, esto no ha limitado a otros actores de la vida pública a agredir a la mujer, como fue el caso de denuncias públicas presentadas por candidatas de diversos partidos, solo el Partido de la Revolución Democrática.