MORELIA, Mich., 24 de noviembre de 2018.- De no concretarse unión urgente entre los sindicatos nicolaitas y las autoridades de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), esta tiende a declararse en quiebra.

 

Ello, de acuerdo con Eduardo Tena, dirigente del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), quien aseveró que el panorama actual que vive la institución demanda que haya solidaridad de todos los involucrados para que el escenario negativo no se repita en los próximos años.

 

“La Universidad Michoacana tiene tres problemas muy graves y si no tenemos nosotros la inteligencia o capacidad para mantenernos en un diálogo directo y serio, la Universidad Michoacana tiende a declararse en quiebra, eso es una parte muy seria que debemos tocar”.

 

Refirió que el déficit que atraviesa la institución es preocupante, y lo peor es que a pesar de los esfuerzos no se ha logrado concretar medidas para hacerle frente, por lo que es urgente analizarlo.

 

A su vez insistió en que es una prioridad el tener la certeza de lograr recursos extraordinarios para que se paguen los salarios a tiempo y se garanticen las prestaciones del fin de año, que ya se acercan.

 

“Hemos venido empujando y trabajando, hemos logrado acuerdos importantes con el estado y la Federación; otro tema es el ataque que recibimos el pasado mes de junio cuando a escondidas se da un albazo por parte del Congreso y se reforma el artículo 143 de la Constitución en donde limita a la Universidad Michoacana.

 

“Esto es que en lugar de obtener mayores recursos nos limita a tener menos recurso y nos dicen uno de los transitorios que solamente tendremos recursos a partir del número de alumnos que la Universidad reciba”.

 

El tema de la Reforma a la Ley Orgánica también molesta a los sindicalizados, ya que se violenta la autonomía universitaria y no están de acuerdo en que en 2019 se repita la misma historia de sufrir los retrasos en los salarios para el último trimestre.

 

Tena aseveró que estarán pendientes de que una vez que asuma el nuevo gobierno federal se cumplan las promesas que se dieron para apoyar a las universidades públicas que como la Michoacana, viven hundidas en un complicado bache económico.