MORELIA, Mich., 10 de febrero de 2020.- Michoacán solicitará al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) 50 millones de pesos para ampliar la atención a pacientes con insuficiencia renal.

Diana Carpio Ríos, secretaria de Salud en el estado, informó que el recurso servirá para hacer crecer los actuales espacios.

“Hoy gastamos 15 millones de pesos al año en insumos, los medicamentos que necesita cada paciente. Cada uno cuesta alrededor de mil pesos por sesión y, lo que haríamos es cubrir cerca de 800 pacientes”, dijo.

Actualmente, la dependencia estatal atiende a 120 pacientes con esta enfermedad en Ciudad Hidalgo y 90 en el Hospital Civil de Morelia, pero 450 más se encuentran en lista de espera.

“No hay un censo de pacientes con insuficiencia renal en Michoacán”, señaló. Y es que los que no cuentan con seguridad social acuden al servicio privado, por ello, agregó, existe el proyecto de atención. 

En Ciudad Hidalgo existen cinco sillones para la atención de los pacientes y se prevé que existan cinco más; mientras que para el Hospital Civil de Morelia se consideran 15. 

Por su parte, Alfonso Mariscal Ramírez, jefe del servicio de Nefrología del Hospital Civil de Morelia, detalló que los pacientes con hemodiálisis en etapa grado cinco, demandan todos los días la atención de los servicios de salud.

La mayoría de ellos son de la región Oriente, pero también de la zona Centro y Purépecha.

“Esta problemática de salud involucra a pacientes en edad productiva y económica activa en más del 80 por ciento, lo cual tiene un impacto importante en la dinámica familiar”, alertó. 

Refirió que la SSM cuenta con dos unidades de hemodiálisis con 15 máquinas en los hospitales Civil de Morelia y Ciudad Hidalgo, y reiteró que el reto para este año es ampliar a 63 máquinas en Apatzingán, Zamora, Uruapan, Lázaro Cárdenas y el Hospital Infantil, para mejorar la atención de los enfermos.