MORELIA, Mich., 8 de mayo de 2019.- Sin indicadores respecto del responsable del envenenamiento de por lo menos 14 perros en situación de calle y domésticos en la colonia Arko San Antonio se encuentran las autoridades municipales, por lo que aún no están en condiciones de interponer una denuncia por estos sucesos ante la Fiscalía General del Estado (FGE), refirió Arlén Nava Reséndiz, directora del Centro de Control Animal de Morelia.

Luego que mediante las redes sociales vecinos de Arko San Antonio reportaran el hallazgo de perros presuntamente fallecidos por envenenamiento, personal del Centro de Control Animal acudió el pasado 7 de mayo al asentamiento, aseveró Nava Reséndiz.

No obstante, “no distinguimos algún posible responsable” de estos actos.

Agregó que el principal problema que se detectó en la colonia fue la sobrepoblación de perros en la vía pública, lo que es considerado por una fracción de los residentes como un inconveniente, si bien para otros la presencia de los ejemplares es una medida de seguridad vecinal.

La directora del Centro de Control Animal expresó que se prevé iniciar campañas de sensibilización de los residentes sobre el cuidado de los animales y los derechos que estos poseen, así como de esterilización para abatir la sobrepoblación.

Cuestionada en torno de las acciones para buscar la sanción a quienes ocasionaron daños a los especímenes, Arlén Nava manifestó que no se tienen datos suficientes para presentar una denuncia por maltrato animal o los que resulten ante la FGE, por lo que continuarán los recorridos en la zona hasta recabar la información suficiente.

Así, no se tendrán acciones para intentar prevenir el deceso de otros perros en situación de calle o domésticos mientras se efectúan las revisiones pertinentes.

Indicó que es posible que el personal de la instancia municipal recoja a los perros de las vialidades y espacios públicos, aunque esto no es una solución a la problemática.

Tras especificar que no se tiene conocimiento de denuncias interpuestas por vecinos u organizaciones sociales, Nava Reséndiz mencionó que permanecerá “pendiente del caso”.

En el curso de la presente administración municipal se han identificado en Morelia alrededor de tres casos donde ciudadanos han recurrido al envenenamiento de animales domésticos como medio para eliminar la sobrepoblación, en tanto que en el estado se tiene el recuerdo de casos en Quiroga y Pátzcuaro.

El artículo 309 del código penal del estado establece como un ilícito el envenenamiento de perros, gatos y otros, por lo que organizaciones en defensa de los derechos de los animales han llamado a la sociedad a denunciar los hechos que detecte en sus colonias.