Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Sin dedicatoria, bloque de la elite judicial: Marco Antonio Flores

Rebeca Hernández Marín/Quadratín
 
| 20 de abril de 2017 | 8:35
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 20 de abril de 2017.- El presidente del Poder Judicial, Marco Antonio Flores Negrete soltó la carcajada cuando se le preguntó sobre el mensaje que querían mandar al Poder Legislativo al presentarse magistrados y consejeros, como un grupo sólido, acompañando a rendir protesta al nuevo magistrado de la segunda sala penal del Supremo Tribunal de Justicia del Estado.

“No es necesario mandar ningún mensaje”, afirmó al justificar la compacta presencia sino de todos, si de la mayoría de los magistrados y de los consejeros,  detrás de la comitiva de diputados que introdujo al recinto legislativo a Juan Salvador Alonso Mejía a que rindiera protesta.

Lo negó, sostuvo que siempre es así, pero cuando el Congreso del Estado designa a un magistrado o a un consejero del Poder Judicial, algunos de ellos lo acompañan de manera discreta. Por cortesía parlamentaria se les asigna un lugar en el recinto legislativo, en el área que ocupan los asesores de los diputados y, desde ahí, atestiguan.

En esta ocasión no fue así, su comportamiento dio de qué hablar; diputados asesores y periodistas especulamos sobre el mensaje que estaban mandando porque, en bloque, entraron con su nuevo compañero y no se sentaron, se quedaron de pie, detrás de él, mostrando su respaldo.

Y así lo tomó, como una mera especulación, pero lo que sí quiso dejar en claro es que el Judicial no es un poder endogámico, cerrado a que la gente de fuera se incorpore, sino un poder con mucha apertura, en donde todos son bien acogidos.

También rió abiertamente cuando se le comentó que algunos diputados decían que a Alonso Mejía se le hizo justicia divina con la magistratura y consideró que con el procedimiento diseñado no hay vencedores ni vencidos y los cuatro finalistas fueron los mejor calificados por el Consejo como personas aptas.

“Ahí la cuestión es que el propio Congreso incorpora otros elementos; entonces, en razón de eso, la calificación tiene un valor y debe de servir como un dato objetivo, pero no creo que se trate de justicia divina, simplemente creo que se hizo una nueva ponderación  de todas las circunstancias y que bien por el ahora magistrado Juan Salvador”.

Este jueves se dará posesión formal al nuevo magistrado y de inmediato se tendrá que poner “a chambear” porque los asuntos que tendrá que resolver comenzarán a fluir de manera normal a la segunda sala penal, indicó el presidente del STJE.

Alonso Mejía tuvo la mejor calificación en el concurso de oposición y la mejor carrera judicial pero fue la tercera opción, luego de una demostración de fuerza entre los diputados de los partidos
Revolucionario Institucional y el de la Revolución Democrática, ya que los primeros iban con Dora Elia Herrejón Saucedo y los segundos con Ana Luz Mila Barrera, en la que ambas perdieron.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales