Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x

Sigue siendo precaria la salud de pueblos indígenas: SSM

Oscar Celaya/Quadratín 
 
| 09 de agosto de 2018 | 22:52
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 9 de agosto de 2018.- La salud de los habitantes de los pueblos indígenas continúa siendo precaria, reconoció Noel Coria Espejel, coordinador estatal de Interculturalidad de Atención Primaria a la Salud de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM).

No obstante, y a propósito del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, informó que de los 213 mil habitantes que en Michoacán pertenecen a estos grupos étnicos, alrededor del 70 por ciento cuenta con algún tipo de acceso a la salud mediante el Seguro Popular o el IMSS Prospera.

“Todavía es precaria, pero se está trabajando en ello con los pueblos indígenas desde la prevención, como en el lavado de manos, la cloración del agua o poner cal en árboles y casas, debido a la dificultad que tienen en los accesos a la salud, por las distancias”, dijo.

El médico consideró que esta precariedad obedece a la falta de políticas públicas por parte de los gobiernos pero que se está trabajando en ello, con el propósito de mejorar su calidad de vida.

Entre las principales enfermedades que prevalecen entre la población indígena de la entidad se encuentran los padecimientos respiratorios, seguido de las gastroenteritis y enfermedades parasitarias, como la amebiasis.

Coria Espejel refirió que en la Secretaría de Salud cuentan con 23 médicos y enfermeras que hablan algún tipo de lengua indígena, mismos que se encuentran distribuidos en las jurisdicciones sanitarias, principalmente de Uruapan y Pátzcuaro.

En el estado están identificados cuatro pueblos originarios: el purépecha, náhuatl, mazahua y otomí. Sus habitantes tienen una esperanza de vida de entre 70 y 72 años, que es el promedio de la población en general, dijo el coordinador.

“El reto para nosotros es poder llegar al 100 por ciento de la cobertura del Seguro Popular así como con la Comisión Nacional del Agua para abastecerlos con agua potable, la CNDH para que nos apoye con intérpretes y capacitar al personal en Derechos Humanos”, concluyó.