MORELIA, Mich., 22 de octubre de 2019.- Reclamados por la naturaleza o utilizados como vertederos de residuos, sepulcros y mausoleos en el Panteón Civil de Morelia evidencian el abandono de los deudos de sus ocupantes y el deterioro ocasionado por falta de recursos para el mantenimiento de espacios comunes.

Yarely López Arroyo, directora de Servicios Auxiliares, señaló que en el Panteón Civil se observan diversas carencias, que afectan sitios e infraestructura de uso común y se concentran en los sepulcros, monumentos y nichos que alberga.

Lápidas rotas, tumbas abiertas, iconos desdibujados, vegetación que crece sobre y en torno de las sepulturas hasta casi hacerles desaparecer y montones de basura, envases plásticos, restos de materiales de construcción y plantas secas se encuentran en las zonas destinadas a ser la última morada de los fallecidos.

Entre los factores que incentivan esta condición, la directora de Servicios Auxiliares explicó que se tiene el pago anual de las perpetuidades, que “malamente” las personas asumen se consume en el cuidado del sepulcro de su familiar, cuando su uso consiste en el mantenimiento correctivo y preventivo de andadores, guarniciones, servicios sanitarios, entre otros.

“Nosotros no intervenimos en el cuidado de los monumentos y los nichos, que es responsabilidad de las familias y por ello son los lugares donde el abandono es más notorio”, reiteró Yarely López.   

Celebró que aún persista entre los morelianos la costumbre de acudir, en temporada de Noche de Muertos al Panteón Civil para atender las tumbas de sus seres queridos fallecidos, si bien esta práctica debe ser regular y efectuarse en diferentes momentos del año para lograr una preservación adecuada de los sepulcros.

López Arroyo declinó especificar la proporción de tumbas que han sido abandonadas por carecer de un familiar vivo que pueda atenderlas; por desinterés en el estado de conservación de la sepultura, o por residir los deudos fuera de la ciudad.

Panteón Civil, en condiciones para recibir a visitantes por Noche de Muertos

Las diferentes carencias que registra el camposanto no impedirán atender a las familias de deudos y visitantes que se espera arribarán al Panteón Civil con motivo de la Noche de Muertos, aseguró Yarely López.

Mencionó que se estima que entre 50 mil y 55 mil personas captará el Panteón Civil los días 1 y 2 de noviembre, para lo que afirmó, se han adoptado medidas con las que se pretende brindar una estancia cómoda y segura a la población visitante.

Colocación de contenedores de residuos sólidos, impermeabilización y pintura de piletas, pintura de guarniciones, instalación de un punto de mando para servicios de emergencia al interior del panteón y coordinación con dependencias e instancias como la Dirección de Mercados y la Policía Municipal son algunas de estas acciones.

López Arroyo aseveró que si bien el Panteón Municipal dispone del servicio de agua corriente para el aseo de las tumbas, en la temporada de Noche de Muertos se tendrá además el apoyo con pipas de la Dirección de Parques y Jardines.