MORELIA, Mich., 12 de mayo de 2021.- La actividad de la construcción resulta muy vulnerable para el delito de lavado de dinero, por lo que las empresas deben estar al pendiente de vigilar y cumplir todas sus obligaciones, y es por ello que la Semana de la construcción, evento que realiza el Colegio de Contadores públicos de Michoacán, toma mucha relevancia.

En rueda de prensa, Ramiro Humberto Ortega presidente de la Comisión de Prevención de Lavado de Dinero de este colegio, explicó que cuando se habla de prevención de lavado de dinero, como que asusta el tema, dijo, “pero al contrario; la prevención de lavado de dinero es lo que nos va a hacer cumplir y nos va a permitir estar protegidos patrimonialmente”.

Lo que han observado, dijo, es que las empresas y las personas que realizan las actividades generalmente tienden a la adopción de las normas y a su cumplimiento esto porque hay una razón específica; las multas por incumplimiento son altas, estamos hablando de que las multas pueden llegar a los 4 millones de pesos por infracción, externó.

El lavado de dinero, explicó, es una especie de operación de recursos de procedencia ilícita, y siempre se van a tener características especiales para identificarlas. Indicó que todas estas actividades que son delictivas, son sujetas de un delito llamado ‘operación con recursos de procedencia ilícita’.

Manifestó que este delito normalmente se persiguió en los años 70, por cuatro circunstancias particulares en los Estados Unidos: el terrorismo, el financiamiento al terrorismo, la venta de narcóticos y estupefacientes, y la venta de armas.

Esto se convirtió en una tendencia mundial, señaló el contador público, y se observó que estas cuatro actividades eran un problema pero no era el total de este problema, ahí nació la identificación del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Cuando se habla de este delito, aseveró, no solamente se habla de dinero físico, también de transferencias electrónicas, de bienes de activos de cualquier clase de circunstancia o situación, y en primera instancia el que recibe el dinero es el banco, o dicho de otra forma: el que opera las transferencias electrónicas y estas otras formas de generar recursos es el sistema financiero, que tiene una serie de mecanismos para prevenir el lavado de dinero.

En el sistema financiero, debe verificarse que una serie de personas y de actividades ayuden para impedir que cualquier ganancia ilícita entre a este sistema, disfrazada de una operación lícita. Hay tácticas para llevar a cabo el lavado de dinero, como lo es el encubrimiento, el enmascaramiento, la estructuración; “todos esos procesos llevan a que una ganancia ilícita aparezca en una bolsa diferente con la apariencia de una ganancia lícita”.

Uno de los objetivos que tiene la autoridad para poder debilitar a las organizaciones del crimen organizado, es a través de afectar sus ganancias económicas, expresó el presidente de esta comisión, quien dijo que en los Estados Unidos se tiene una regla, la cual es seguir el dinero para dar con estas organizaciones.

El tema de la construcción es un actividad muy vulnerable para ese tipo de delitos, señaló Roberto Carlos Estrada, presidente del Colegio de Contadores Públicos de Michoacán, por lo que deben de estar muy al pendiente con todo lo que establece la ley; la documentación, la identificación, los informes que se presentan, y eso es precisamente lo que se va abordar en uno de los cursos de la semana de la construcción.